En 1890  la Puerta de los Judíos se derribó y en sus alrededores se abrió la Plaza del Picadero frecuentada por prostitutas al estar un poco alejada del núcleo urbano. Hoy es la Plaza de  los Pinazo y conserva restos arqueológicos que salieron a la luz con la construcción de la línea 3 del metro. Foto de Mercedes Grau.

En 1890 la Puerta de los Judíos se derribó y en sus alrededores se abrió la Plaza del Picadero frecuentada por prostitutas al estar un poco alejada del núcleo urbano. Hoy es la Plaza de los Pinazo y conserva restos arqueológicos que salieron a la luz con la construcción de la línea 3 del metro. Foto de Mercedes Grau.

Por Teresa Galindo L. Valencia 1 de marzo de 2014.  Descubrir la historia silenciada y desconocida  de los herejes, condenados y perseguidos de la Valencia antigua, ha sido el hilo conductor de una ruta ciudadana inaugurada recientemente por el colectivo periodístico Xarxa Urbana y a la que ya han acudido alrededor de 150 ciudadanos  interesados en conocer  lugares,  historias y testimonios de una de las páginas más oscuras de la ciudad, escrita durante más de tres siglos por el  “Santo Oficio” de la Inquisición que persiguió toda opción libre de modo de vida, creencias, ideas políticas o filosóficas y a los disidentes que según su criterio, contravenían el dogma católico.

Foto de Mercedes Grau.

Explicación sobre la  la judería de Valencia, su apogeo y decadencia. Foto de Mercedes Grau.

La muerte en la horca o en la hoguera, el destierro, la cárcel  o los trabajos forzados en galeras, fueron las penas que el temido  tribunal impuso  a los herejes -judío conversos, protestantes  y moriscos (conversos del Islam)-, a los ilustrados, a los blasfemos, a los erasmistas, a los curanderos, a los bígamos, a los homosexuales y a las mujeres acusadas de superchería, de brujería o de tener una sexualidad libre.

En la Plaza del Patriarca, rememorando la figura del virrey Juan de Rivera que alentó la expulsión de los moriscos en 1609. Foto Mercedes Grau.

En la Plaza del Patriarca, rememorando la figura del virrey Juan de Rivera que alentó la expulsión de los moriscos en 1609. Foto Mercedes Gra

Para escarnio público, la plaza de la Virgen se convertía en un escenario casi teatral si no fuera por las dramáticas escenas que allí ocurrían. Los condenados, obligados a vestir un peto llamado sambenito con cruces rojas en el pecho y en la espalda y en la cabeza un capirote con la figura del demonio, llenos de pánico y en silencio, escuchaban al inquisidor leer los  actos de fe.

Llevar el sambenito era la peor desgracia que podía caer sobre una familia, porque la “culpa” era hereditaria y la parroquia a la que pertenecía el condenado exponía públicamente la prenda con su nombre  y su delito. Para recrear el ambiente,  los organizadores de la ruta diseñaron las patéticas prendas y  las usaron en su recorrido por el centro de Valencia sorprendiendo a los  desprevenidos transeúntes del centro histórico.

Condenados a la hoguera por el Santo Oficio, sorprendieron a los transeúntes  después de quinientos años. Foto Mercedes Grau.

Condenados a la hoguera por el Santo Oficio, sorprendieron a los transeúntes después de quinientos años. Foto Mercedes Grau.

Los ajusticiamientos del Santo Oficio eran un acontecimiento pavoroso que intimidaba a todos los ciudadanos. Pintores como Goya, Eugenio Lucas, Pedro Barruguete y muchos más los reflejaron en sus cuadros.

Los asistentes experimentan otra forma de conocer su ciudad. Foto Mercedes Grau.

Los asistentes experimentan otra forma de conocer su ciudad. Foto Mercedes Grau.

La Inquisición al ser un  tribunal  eclesiástico podía condenar, pero no podía ejecutar las sentencias de muerte, que eran asumidas por la justicia real. En la plaza del Mercado se hacían los ahorcamientos y en las inmediaciones del actual Jardín Botánico se encendían las hogueras de los condenados. Según los relatos históricos, quienes se arrepentían, tenían “la gracia” de ser  estrangulados antes de ser quemados, y los que no, eran quemados  vivos.

Además de reflexionar sobre el  macabro oficio de  la Inquisición, la Ruta de los Herejes y Perseguidos, quiso indagar sobre la complicidad que algunos de los hijos ilustres de Valencia como El Cid, San Vicente Ferrer o el Virrey San Juan de Ribera tuvieron en la persecución, delación y ejecución de miles de conciudadanos inocentes.

El sambenito, una prenda patética, por suerte olvidada en los archivos del la ignominia. Foto de Mercedes Grau.

El sambenito, una prenda patética, por suerte olvidada en los archivos del la ignominia. Foto de Mercedes Grau.

Cuando el poder político se e

Inquisidor y condenados. Foto Mercedes Grau.

Viendo la historia. foto Mercedes Grau.Reviviendo la historia  y creando nuevas formas de contarla. Foto Mercedes Grau.

Para ofrecer a los asistentes una versión fidedigna de cómo y dónde vivieron  las minorías perseguidas en la edad media en Valencia, el colectivo de la ruta, investigó diversas fuentes históricas y así, diseñó el itinerario  que comenzó por la judería, siguió por el centro católico, continuó por la morería y finalizó en los arrabales de la muralla árabe –hoy detrás del IVAM- donde funcionó por muchos años el  Bordell –o burdel- más grande de Europa permitido y consentido por las autoridades municipales y conocido como “la pobla de les fembres pecadrius”.

El apoyo ciudadano hace posible  estas singulares rutas. Aquí el  grupo visita un rincón desconocido y cercano a donde hace siglos habitaban "les fembres pecadirus". Foto Mercedes Grau.

El apoyo ciudadano hace posible estas singulares rutas. Aquí el grupo visita un rincón desconocido y cercano a donde hace siglos habitaban “les fembres pecadirus”. Foto Mercedes Grau.

One response »

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s